lunes, 29 de septiembre de 2014

Moranchel es una Junta vecinal

Las Juntas Vecinales son la expresión de la administración pública más cercana a los ciudadanos, son un ejemplo de libro de democracia directa y gestionan una gran parte de los bienes y derechos comunales de nuestro estado. Defender y mejorar las Juntas Vecinales es proteger el Patrimonio Natural y Cultural de nuestros pueblos y crear un contafuegos contra el abandono rural. ¡Iniciativa Comunales con las Juntas Vecinales! 
¡TE ESPERAMOS! La próxima reunión del Frente tendrá lugar en el Ateneo Varillas (calle Varillas 3, 2º - León), el lunes 29 de septiembre a las 20:30 horas. Como participantes del Frente en Defensa de las Juntas Vecinales os invitamos a vuestra adhesión. Las Juntas Vecinales son la mayor riqueza de nuestra Sociedad Rural y el mayor ejemplo de Democracia Directa.

 Frente en defensa de las juntas vecinales ¡TE ESPERAMOS! La próxima reunión del Frente tendrá lugar en el Ateneo Varillas (calle Varillas 3, 2º - León), el lunes 29 de septiembre a las 20:30 horas. Como participantes del Frente en Defensa de las Juntas Vecinales os invitamos a vuestra adhesión. Las Juntas Vecinales son la mayor riqueza de nuestra Sociedad Rural y el mayor ejemplo de Democracia Directa.


“Los abajo firmantes declaramos:
Que los usos comunales y sus bienes y derechos asociados (pesca, pastos, caza, bosques, riegos y otros) forman parte del Patrimonio Cultural (incluido el Inmaterial), Ambiental y Socio-económico de España. Que actualmente los usos comunales son en España una forma usual, exitosa y extendida de gobernanza de nuestro patrimonio natural y cultural. Montes en mano común, de socios, vecinales o comunales, cofradías de pesca o marisqueo, juntas de pastos, de valle, y vecinales, facerías, corrales de pesca, sociedades de caza, acequias de careo, parzonerías, ledanías y otras formas de gobernanza gestionan varios millones de hectáreas con alto valor natural, económico y cultural y son la expresión del empoderamiento y participación de cientos de miles de ciudadanos en la gestión participativa, directa, resiliente y sostenible de los recursos locales. Que se deben reconocer, apoyar, promocionar y proteger cada uno los tres pilares básicos que deben caracterizar los usos comunales: Comunidad, Gobernanza y Conservación de la Naturaleza. Que en España existe una grave falta de reconocimiento de su valor desde las administraciones públicas y un gran desconocimiento por parte de la sociedad, siendo urgente en este sentido reivindicar el papel social, económico y ambiental de estos usos y su potencial para la conservación de la naturaleza, el desarrollo del mundo rural y la sociedad en general. Que para poder garantizar la supervivencia de la gran riqueza y variedad de formas de titularidad y gestión colectiva, es necesario fomentar nuevas alianzas y sinergias, desde el nivel local al global, basadas en la participación de base, el empoderamiento de las comunidades locales y el enfoque participativo (“de abajo a arriba”). Que por los motivos anteriormente expuestos debe ser una prioridad de las propias comunidades comuneras, de las distintas administraciones y la sociedad en su conjunto el velar por la protección y el reconocimiento de dicho patrimonio colectivo, con el objetivo de garantizar la transmisión de este patrimonio para disfrute de las generaciones futuras sin ningún tipo de menoscabo en sus valores económicos, sociales y ambientales.”

Extracto-resumen de la Declaración de Valdeavellano de Tera, 7 de octubre de 2013.

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario