viernes, 2 de enero de 2015

Vivir la Navidad en Moranchel

Aparentemente parece no moverse. Los días cortos y las noches largas se hacen interminables. El recuerdo de la luminosidad veraniega desaparece, como si siempre hubiera sido invierno y éste no fuera a tener fin.
Los cambios en el cielo se suceden. El cielo es una tenue cinta que serpentea, flotando. Las noches largas y quietas de enero invitan a la contemplación de las estrellas que se encuadran claras en las alturas con una intensa sensación de precisión fría.
 En el inicio del invierno, en el pueblo celebramos el retorno de la luz.
En Moranchel había una tradición que consistía en prender una lumbre debajo de la torre de la Iglesia durante la tarde/noche del 24 de diciembre para invocar el regreso del dios sol a través de la luz y el calor del fuego.En la cristianización para celebrar el nacimiento de Jesús.
 En esta foto de las Navidades del año 2009 ,podemos ver la hoguera encendida por algunos vecinos en la tarde del 24 de diciembre.

El día 25 de enero al mediodía los vecinos asaban patatas en los rescoldos de la hoguera de la noche anterior y se las comían juntos acompañadas de vino y otros aperitivos que cada vecino compartía con los demás.Ojalá algún día se repitan estos entrañables momentos.


 En Moranchel la llegada de la luz no sólo reviste un significado natural o religioso, sino tiene un significado de vida en estos tiempos de despoblación.Las luces y adornos nos dicen AQUI HAY VIDA. Algunas ventanas se iluminan con bombillas de colores, que nos alegran en tiempo de oscuridad, recordándonos que también es tiempo de regalos y ofrendas.

En estas otras fotos de la Nochevieja del año 2008 podemos ver como en la Plaza Mayor  se reunían algunos vecinos (¡¡ algunos años más de 30 personas!! ) para tomar las 12 uvas con las campanadas del reloj del ayuntamiento.Por supuesto, reunidos alrededor de una hoguera dado que en estas fechas las temperaturas bajan considerablemente en Moranchel.Ojalá algún día se repitan estas imágenes.




 Estas Navidades 2014 hemos echado de menos la iluminación de los balcones del ayuntamiento y los villancicos sonando en las horas en punto.Se nota  el desgaste y la falta de ilusión de el equipo de gobierno del ayuntamiento. Es una pena que un gesto que apenas cuesta unos minutos de dedicación y unos euros de gasto no se haya llevado a cabo, pues ese pequeño detalle, por parte de las autoridades, nos transmite tanta alegría a los pocos vecinos que decidimos pasar estar Fiestas en el pueblo.En fin, es lo que hay.

3 comentarios:

  1. Hola amiga!!!
    Pues como bien cuentas , tradiciones hay que potenciarlas para que no se pierdan. En esto se tiene que implicar mucho los vecinos y como no ... el Ayuntamiento .
    No dejes que se pierdan , pon de tu parte y sigue celebrando ese acto de convivencia que me parece de lo más grande. Feliz año

    ResponderEliminar
  2. ¡¡Hola Candela !! ¡¡ Feliz año también para ti !!

    Eso que me pides en tu comentario " que no deje que se pierdan estas tradiciones,que ponga de mi parte para seguir celebrando ese acto de convivencia"....si yo te contara.... , si yo te dijera....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No abandones lo que realmente te gusta, aunque otros se lleven el beneficio , lo importante es lo que se hace y creo que tu luchas mucho por tu pueblo y reivindicas su existencia . Vivimos en un mundo de ajetreo donde lo que prima son otros valores (lo material , el dinero y el estatus social). Un fuerte abrazo y que los Reyes vengan cargados de muchos regalos como son los sentimientos, fraternidad, humanidad, humildad , generosidad, amor, trabajo, salud y paz. Besosssss

      Eliminar