sábado, 14 de febrero de 2015

querer o no querer a Moranchel.

Hay amores que matan  y amores no correspondidos ,se suele decir. Entre querer o no querer, qué queréis que os diga, yo elijo querer. Y parece una tontería, pero en realidad no lo es, porque os aseguro que llevo tiempo fijándome, y lo que a priori parece una decisión obvia, por lo visto, no lo debe de ser para mucha gente.
 Porque lo he vivido. Hay muchas personas que te quieren , o te quieren poco, o nada, o no lo suficiente, o te quieren mal.
 Yo sé que a veces no se está para nadie, que no se puede estar siempre con la sonrisa en la boca, porque a veces lo que apetece es encerrarte y mañana será otro día.
 Pero aún así, siempre se puede decidir entre querer o no querer. Y me refiero a querer bien, desde dentro, en general, como norma. Porque eso que dicen, de que siempre hay dos maneras de ver el mundo y el pueblo es del todo cierto.
La de querer o no querer. Y entre querer o no querer, qué quieres que te diga, yo elijo querer(te).

1 comentario:

  1. y este es uno de los post que más me gustaron, tanto por las imágenes, como por el texto
    y yo también elijo querer(te) :)
    muchos besos

    ResponderEliminar