lunes, 4 de enero de 2016

los niñxs y el wifi del pueblo

 Tan solo lleva un par de meses el wifi del ayuntamiento , meses fríos y donde apenas vienen niñxs y adolescentes, aún así , los pocxs que han venido  allí estaban , en la plaza alrededor del ayuntamiento, alrededor del wifi  , con la mirada fija en las pantallas.

 Entonces para los chavalxs ¿ el wifi en el pueblo es  un problema o una solución? 

Vivimos en el mundo que vivimos y esto tiene difícil arreglo. Si tiene miedo de que su hijx se pase el día enganchado al móvil, no sabe la que le espera, ahora en el pueblo también hay wifi. En la adolescencia siguen enganchados a las pantallas, pero ya no de videojuegos sino de redes sociales. Es parecido a lo anterior pero con el añadido de que ya no es un entorno seguro. Sería una postura inteligente acostumbrar a los hijos a compartir con la familia lo que sucede tras la pantalla y que los padres se impliquen más en lo que hacen los niños con su ordenador , su consola y su móvil.

Como siempre, nuestros hijos tenderán más a hacernos partícipes de sus peripecias en la red si hasta entonces les hemos demostrado que lo que nos explican nos interesa, aunque no dominemos el entorno del que están hablando.

Volvamos al inicio del problema: «Mi hijx está enganchadx al videojuego , al móvil...». Pues nada, habrá que cambiar esta situación. Damos la razón a los padres y le decimos al niñx que vive en una ciudad:

«Mira, para que no te pases todo el día con la Play o con el móvil, deberías bajar a la calle a jugar con tus amigos al fútbol. Ah, que no puede ser porque vivís en la Gran Vía, pasan los coches a más de 50 km/h y apenas hay aceras. Vaya… pues nada. Ve con tus amigos al parque a jugar a fútbol, que no hay coches. Ah, que a partir de las seis ya es de noche y tus padres tienen miedo de que estés fuera de casa. Vaya… pues nada. Queda con tus amigos en la casa de alguno para jugar en el jardín, bien vigilados. Ah, que no puedes quedar con tus amigos porque vivís alejados unos de otros, porque la casa de ninguno tiene jardín y porque los padres no os pueden llevar y traer cada tarde. Vaya… pues nada. Mira, quédate en casa jugando a la pelota en el pasillo con tu hermano. Ah, que no puedes jugar con tu hermano porque no tienes (o es demasiado pequeño o demasiado mayor) y que no os dejan jugar en el pasillo porque las cosas se rompen o metéis demasiado ruido. Vaya… pues nada. Siempre puedes jugar a construcciones en tu habitación. Ah, que no te da tiempo más que para preparar el terreno y ya tienes que ordenarlo para ir a dormir. Vaya… pues nada. Bueno, puedes coger un libro y leer, aprender idiomas y música, ayudar en casa. Ah, que esto no es jugar. No, claro. Oye, ¿qué tal si les pides a tus padres que te dejen jugar a un juego sin molestar, sin desordenar, sin ensuciar, sin salir de casa y sin posibilidad de que te hagas daño? Ah, ¡que ningún problema! Perfecto. Se llama videojuego,se llama teléfono móvil. Si no les gusta, pídeles alternativas reales, no buenas intenciones».

Ah , pero el pueblo no es la ciudad  y esos problemas no existen , hay alternativas reales para jugar en la calle , en la plaza , en el frontón...

....Si algo bueno tienen los pueblos pequeños  es que apenas pasan coches  ,que no hay miedo de dejar solxs en la calle a  lxs niñxs ,pues todxs nos conocemos y somos como una gran familia y además muchas casas disponen de patio y jardín donde jugar bien vigilados.

Un pueblo pequeño es el paraiso de los niñxs y de los padres 

Entonces ,¿disfrutar de los juegos al aire libre o disfrutar del wifi al aire libre ?  En un pueblo pequeño se puede disfrutar de ambas cosas .En Moranchel actualmente están todas las posibilidades y alternativas, es cuestión de elegir y de distribuir bien el tiempo.

 Wifi si, pero en su justa medida. 

 Ahora la pregunta es ;¿el próximo verano seguirán los niñxs jugando dispersos por las calles  del pueblo o... estarán todo el día con sus pantallas  concentrados en la Plaza, utilizarán el wifi en su justa medida ?

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario